Pueblo de Pisac

Pueblo de Pisac

El pueblo de Pisac es parte de una historia milenaria. Posee una cultura y un presente cosmopolita, que le está dando una particular modernidad. Las personas que buscan este pueblo lo hacen por las experiencias que pueden encontrar: el sitio arqueológico inca, los paisajes hermosos y la espiritualidad que se respira por doquier. El territorio fue un importante espacio inca y colonial. Hoy además de su famoso mercado artesanal, el mejor de todo Cusco, posee hoteles, restaurantes y demás servicios turísticos de buen nivel.

El tradicional pueblo de Pisac

  • Pisac es reconocido como una de los pueblos que mantienen mejor sus tradiciones, danzas, música y vestimentas.
  • Lo primero que llama la atención del pueblo es su geografía rodeada de montañas a las riberas del río Vilcanota, el mismo que llega a Machu Picchu. Luego, lo más llamativo es la vestimenta de sus pobladores quienes lucen sus tradicionales trajes multicolores.
  • En el pueblo existe un mercado artesanal que, los domingos, se desborda de personas hasta alcanzar la plaza principal. Los orígenes del poblado se remontan a la época colonial. Allí están a la venta cientos de puestos de artesanías hechos por los propios pobladores. Por ello es reconocido también como el ‘pueblo de los artesanos’.

 

¿Qué significa Pisac?

  • La palabra Písac (o Písaq) viene de las voces quechuas “pisaq o p’isaqa”, que significa perdiz. Al igual que ciudades incas de Machu Picchu y Cusco, Pisac tiene la forma de un animal precisamente del que recibe el nombre.

¿Por qué visitarlo?

  • Pisac es uno de los pueblos más hermosos del Valle Sagrado de los Incas. Allí existen muchas cosas que hacer: visitas históricas, deportes de aventura, turismo vivencial o simplemente disfrutar de los paisajes.
  • Es uno de los mejores lugares como base para visitar los demás pueblos e impresionantes lugares del valle.
  • Pisac tiene decenas de hoteles, algunos están en la plaza principal, otros están en hermosos parajes a los alrededores. Incluso algunos de ellos atienden en haciendas de antiguas del siglo XVII y XVIII.
  • Su principal atractivo turístico, sin duda, es el sitio arqueológico de Pisac. Allí los incas edificaron una ciudadela inmensa, llena de andenes, templos, recintos, caminos, plazas y hasta un cementerio que fue saqueado por los españoles a su llegada a Cusco (1533).

¿Qué esperar de la visita?

  • Pisac no solo son las asombrosas ruinas incas ni su mundialmente famoso mercado de artesanías. Este pequeño pueblo ofrece, sobre todo, la paz y quietud propias de las zonas alejadas de las ciudades, pero con absolutamente todas las comodidades.
  • Las personas de Pisac están comprometidas con su cultura y la preservan. Esto se puede notar en un sin fin de actividades culturales dentro y fuera de pueblo que le darán una visión clara de la vida en el mundo andina.

¿Dónde se encuentra el pueblo de Pisac?

  • Pisac se encuentra a 33 kilómetros por carretera desde la ciudad del Cusco. Se ubica al lado este de la cordillera de Vilcabamba, en las riberas del río Vilcanota. Está a una altura de 2,972 metros sobre el nivel del mar, en el corazón del Valle Sagrado de los Incas.

¿Cómo está diseñado el pueblo de Pisac?

  • El pueblo tiene estructuras incas y coloniales. Su plaza principal es uno de los lugares más entretenidos del pueblo, es colorida y posee muchos artículos artesanales únicos.
  • La arquitectura de Pisaq también es mestiza. El pueblo colonial fue construido por órdenes del virrey Toledo sobre los restos de construcciones incas.
  • Temprano por las mañanas en el templo principal de Pisac se realizan misas. Éstas en la mayoría de los casos se realizan en quechua; el idioma de los incas. Asisten personas de todo el pueblo, las autoridades, artesanos, gente de las comunidades cercanas y, en ocasiones, también turistas.

La Plaza de Armas de Pisac

  • La plaza principal del pueblo de Pisac está bellamente decorada con árboles centenarios; angostas calles empedradas que, cada domingo, funcionan como mercado.
  • En plena plaza destaca la iglesia colonial San Pedro Apóstol de Pisac. Los domingos se realizan misas en lengua quechua, la misma que usaban los incas.
  • Finalmente, alrededor de la plaza se puede encontrar algunos de los más variados restaurantes, cafés y bares del lugar.

Leyendas del pueblo de Pisac

La leyenda de Inkill Chumpi (princesa de la faja florida)

  • Inkill Chumpi era la única heredera del territorio de Pisac. Su destino era casarse con aquel que pudiera construir un puente sobre el Rio Wilkamayu (Vilcanota) en un solo día.
  • Cuando esto se supo, muchos valientes se ofrecieron para realizar esta proeza. Asto Rimac era dueño de las tierras boscosas al oriente; era el amante secreto de la princesa, y fue elegido para intentar tremenda hazaña.
  • Cuando Asto Rimac estaba por comenzar tan difícil tarea, Inkill Chumpi fue a invocar a los Apus (espíritus de las montañas) para que lo ayudaran. Los espíritus aceptaron ayudarlo con la única condición de que ella no viera semejante prodigio hasta que fuera terminado.
  • Justo antes de que el puente se terminara, la princesa comenzó a oír fuertes estruendos y cede a la tentación de ver qué pasaba y voltea a observar.
  • En ese momento el río Urubamba se traga a su amado, y ella queda convertida en piedra, de pie, con la mirada perdida en valle de Pisac.
  • En el lugar hasta hoy en día puede ser vista la figura de piedra.

Comments

Deja una respuesta